La galleta de mozo


Por: Héctor M. Colón López

Sueño con el día que nazca mi nieto. Supuestamente es como para diciembre 5. Tengo cientos de planes para él. Pero trabajar por los pasados 16 años con niños y adolescentes me despierta una gran preocupación. Y es que en estos tiempos TODOS los niños tienen un diagnóstico. Yo no escuchaba eso de los diagnósticos cuando era niño. Uno era tranquilo o ‘más que jode’; así de sencillo. Cuando el momento lo requería, nuestros padres arreglaban el tiempo de rebeldía en la adolescencia con la ‘galleta de mozo’. Se trataba de un pescozón que te hacía girar la cabeza como la nena de El Exorcista y te sacudía la pavera y el fronte propios de la adolescencia.

madre-e-hijo1

Recuerdo que todos los días de mi año escolar en Primer Grado, Mrs. González me volteaba mi camisa blanca al revés después del recreo del medio día. La camisa tenía todos los colores menos el blanco, producto del juego, la tierra y el sudor. Si yo hiciera eso en estos tiempos, seguro me diagnosticarían con hiperactividad y me empeparían apagando todo de mi personalidad. Yo corría, me distraía, gritaba, jugaba, no me gustaba la escuela, me aprendía las canciones con malas palabras antes que el material para un examen. Eso no me hizo un criminal (aunque confieso que de niño me robé unos dulces en la tienda de Don Julio, cerca de mi casa). Era un niño normal y pasé una niñez increíble. Ahora veo gente que estudia muchos años para ponerle un nombre científico a aquello que yo llamaba jugar y divertirme.

Cuando llegué a la adolescencia y me vi 3 pelitos ahí, me creía grande. Mi mamá, con quien tenía que reportarme cada media hora cuando salía en bicicleta por la urbanización, resolvió mi rebeldía en un segundo, un día que no me reporté y me atreví a desafiarla: me dio la ‘galleta de mozo’. En este tiempo yo sería diagnosticado con Trastorno Oposicional Desafiante por desafiar a mi madre y/o mi madre estaría presa por maltrato.

Aunque mi maestría es en Psicología Organizacional, lo clínico no me es ajeno. Entre más estudiaba Desarrollo Humano, más me cuestionaba este negocio el cual es el único en el que el cliente nunca tiene la razón (chiste viejo y malo sobre la psicología). Me causa perspicacia cómo un niño puede ser diagnosticado de manera diferente cada vez que un psicólogo o psiquiatra lo atiende.

nino_bebiendo_refresco_de_cola

Hay padres que dicen: ”Mi hijo pasa todo el día pegado a su Playstation”. Y yo pregunto: ¿Quién se lo compró? ¿Quién crea el contexto de los patrones en la casa, el de comer en la mesa, el de las horas de estudio, etc.? Otros padres dicen: “Mi hijo es tan inquieto” pero los veo dándole un shot de azúcar y cafeína disfrazados en una Coca Cola para que se calme…¡helloooooooo! ¡EL PROBLEMA NO ES EL MUCHACHO! ¡Es que los adultos siempre la cagamos!

images23TF85OF

No digo que no existan los problemas de salud mental. Tampoco digo que los golpes son la solución. Lo que digo es que, dentro de un ambiente de disciplina y respeto, hay momentos que requieren de firmeza y no de terapias psicológicas. El remedio de mami fue mucho más barato y efectivo que unas terapias. En lugar de llevarme a sesiones psicológicas me contaba hasta 3, me llamaba por mi apellido, me daba aquella mirada, ponía ese tono de voz o sacaba una correa y la ponía sobre la mesa. Yo sabía que cualquiera de esas cosas significaba que había una conducta que yo debía corregir o había una consecuencia SIEMPRE. Somos responsables de nuestros hijos. Creo que, por un lado, hemos avanzado. Que los métodos de arrodillarse en un guayo o azotar con un cable eléctrico no deben volver. El diálogo debe seguir siendo la primera línea de defensa. Sin embargo, hay que reconocer cuando es necesario un cambio de estrategia. Criar hoy día implica librar una batalla contra la tecnología, el bullying, las drogas, el consumo conspicuo, los depredadores sexuales, etc. Ojalá cada niño viniera con un manual al final del cordón umbilical pero no es así. Aquella ‘galleta de mozo’ que me dio mami me dolió, pero le estoy agradecido por ella. Si yo le seguía dando rienda suelta a mi fronte de adolescente sabrá Dios en las garras de qué hubiera caído. Había muchas tentaciones cerca. Siempre supe el por qué de cada chancletazo que cogí, de cada pellizco, ‘jalón’ de patillas y cada cocotazo. A veces podía notar el conflicto en los ojos de mami cuando me castigaba y yo ponía los ojos como el gato de Shrek para que me levantara el castigo. Pero agradezco su firmeza porque me ayudó a desarrollar consistencia.

imagesCYP6G4RX

puss

Así que, o hacemos lo que nos toca como padres, o seguimos buscándole las 5 patas al gato cojo. El remedio puede ser peor que la enfermedad…

Posted in Lo más nuevo, Mis historias | 3 Comments

Yo no viviría en Ciudad Gótica ni en Metrópolis

images0ZI4A6POimagesD5QC8D2K

Por: Héctor M. Colón López

Por si alguien no lo sabe, Batman (alias Bruno Díaz) nace, vive y janguea en Ciudad Gótica. Superman (alias Clark Kent) nació en Kriptón pero se estrelló en Smallville y, al igual que muchos boricuas que emigran a EU por una “mejor vida”, este se fue a Metrópolis. De Batman siempre se ha sospechado que era un pedófilo que hacía fresquerías con Robin. Los amigos de Clark Kent, por su parte, son brutos o ciegos. ¿En serio no lo reconocen solo por los espejuelos? Pero esto no es lo importante. Lo que vengo a despellejar es lo loco que hay que estar para vivir en una de esas dos ciudades en las que muchos de nosotros pensaríamos que estamos más seguros. Me parece que este tema encaja perfectamente en estos tiempos, en que tanto boricua decide irse a EU a vivir el ‘sueño americano’.

Comencemos con Batman. Es pana del Comisionado Gordon y este le puso una luz en el techo del cuartel pa’ llamarlo cada vez que la cosa se ponga difícil. Eso convierte al Gotham Police Department en uno de las fuerzas policiacas más mierdas de EU. Batman anda un su Batimóvil el cual no tiene siquiera una tablilla (imagino que tampoco marbete ni seguro) por lo que anda esplacao’ por todo Ciudad Gótica y nadie le da un boleto. También vuela en su Batiavión violando el espacio aéreo y pasándose por sus bati-leggins las regulaciones federales de la Administración Central de Aviación y tampoco nadie le mete mano por esto. Por la sola existencia de Batman, todos los archi criminales del canto van a tener a Ciudad Gótica a chavar el parto. Cada vez que uno ataca, destruyen media ciudad y muere un montón de gente. Batman se limita a agarrarlos y meterlos presos, sabiendo que se van a fugar en el próximo episodio.

bati señal, trae pan

En Metrópolis es peor. Clark se desaparece cada vez que la cosa se pone buena perdiéndose de cubrir una buena noticia y nunca lo botan del periódico. Pero ese es un problema de supervisión. El problema de la ciudad es que viene gente de otros planetas a chavar. Un puño de Batman te romple la cara, pero un puño de los ex vecinos de Superman rompe un edificio entero. Como si fuera poco, Lex Luthor siempre está fugao’ de la cárcel y sale millonario. O sea que el sistema correccional y el Departamento de Hacienda de allá son peores que los de mi Puertorro. Y eso es mucho decir. Entonces cuando creemos que va a salvar el día, le sacan un canto de piedra verde y lo perdemos.

superman-fight-_full

Dicho esto, es inverosímil que la gente los quiera y les agradezcan. Sin embargo, en la historia nunca hay noticias de un éxodo masivo de gente a otro país huyendo de la criminalidad en estas dos joyas de ciudad. Pa’ empezar, si eso fuera Puerto Rico, el precio de la propiedad hubiera bajado teniendo cerca al Guasón y al Pingüino. Pero aquí baja si es campo o está cerca de un caserío. La esperanza de esta gente está en dos tipos que se ponen los pantaloncillos por encima de las medias panty. ¡Hellooooooooo! Cuando lo pienso bien, el mundo ficticio no es tan bueno na’. Debe ser horrible estar cerca de tanta gente con super poderes. Imagina una pelea entre Batman y Gatúvela en pleno expreso Las Américas a las 5 pm. No hay ruta de escapatoria con el tapón nuestro de cada día. Imagina a Superman agarrao’ a los puños con uno de sus super-enemigos en Plaza Las Américas. Quedaría reducido a escombros con dos puños y un rayo de ellos. Desde hoy, como que voy a coger mi t-shirt de Batman para lavar carros.

Si me regalaran una casa en estas dos ciudades no me mudaría ni pa’l cará’. Prefiero a los héroes de acá. A Roberto Clemente, Hostos, Betances, Culson, Tito Trinidad, Julia de Burgos, Alexandra Lúgaro, Angiemille Latorre de Seriously Creative o Glenda Santiago de Jujitzu Familiy… Los archi enemigos de Puertorro serían los políticos, Maripily, Ana Cacho, Cosculluela, Tempo, Junior Cápsula o Chicky Starr… Hasta tenemos nuestro propio Suicide Squad donde están Tito Kayak y Jay Fonseca que representan el Punto Medio, ya que son amados por algunos y odiados por otros.

roberto-clementemaxresdefaultcoscu

Nos tocó nuestro país y su realidad supera cualquier comic. Seamos los héroes de nuestro historia de pueblo. Este momento histórico es un reto. Mientras esperamos que algún día, a algún boricua lo picará un guabá o lo meará un coquí que le provocará una reacción química en el cuerpo y entonces surgirán Guaba-man y el Coquí Vengador. En lo que ese momento llega, salvemos el día…tenemos ese poder…

Posted in Uncategorized | 5 Comments

Escribir en los tiempos donde todo el mundo escribe

Uncle_Ben


Por: Héctor M. Colón López

¿Recuerdan cuando en la película Spider-Man, el tío Ben le dice a Peter Parker: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”? El señor ni siquiera sabía que a su sobrino lo había picado una súper araña que lo pondría a trepar paredes por todo Nueva York. La cosa es que mucha gente me ha dicho algo parecido sobre lo que escribo. “Deberías escribir un libro”. “Deberías tener un blog”. “Deberías ser motivador”. “Tú me haces el día con lo que escribes”. Aunque, para ser honesto, la peor picada que he recibido es la de una abeja y no me convertí en nada (en particular). Sin embargo, siempre tengo una “cháchara” montada en mi cabeza y escribir es mi manera de liberarla. Yo escribo porque me divierte, por catarsis. Pero parece que a alguna gente le gusta, le divierte, le hace bien, están de acuerdo, reflexionan, ríen, lloran, se enojan y, lo más divertido, a algunos no les gusta pero les encanta el contrapeso que hace con sus posturas. Yo escribo de todo, porque de todo soy aprendiz. Como todo ser humano, no me aplico todo lo que hablo con la diferencia de que tengo los pantalones para aceptarlo. No tengo todas las respuestas, no me las sé todas, no he desarrollado una teoría infalible sobre algo. Pero nada humano me es ajeno.

recursosBlog1-750x320

Los blogs están de moda. Esto de las redes sociales y los teléfonos inteligentes (a veces más inteligentes que sus dueños…ahí está el peligro) ha creado ese boom por lo fácil que lo hace. La gente quiere hablar y ser escuchada. Muchos salen a buscar sus 15 minutos de fama. Aunque hay muchos blogueros y muchos entretienen, no todo el mundo tiene ALGO que decir. Hay blogueros que se dedican tanto a hacer reír, que olvidan incluir un mensaje. Es lo que yo llamo risa hueca. Hay otros que se enfocan tanto en el mensaje que olvidan reír. Les Luthiers decía que la vida no se puede tomar tan en serio, porque al fin y al cabo, uno no sale vivo de ésta. Yo creo que hay un Punto Medio; un punto en el que uno puede reír mientras piensa o pensar mientras ríe. Lo que yo escribo se ha estado perdiendo en Facebook y mi amigo Cristóbal (el que me metió en esto de los blogs) lo vio antes que me diera cuenta. Digo perdiendo, porque Facebook es una locura diaria. Mis escritos, aunque bien aceptados, quedan sepultados entre los estados de quejas, chismes, indirectas, crisis de edad media, desamores, fotos de divas desde arriba para destacar su ‘pechonalidad’, fotos de gente con cáncer o animales maltratados a cambio de Likes y otras (llene el blanco). Cristóbal estuvo meses sugiriéndome lo del blog y, aunque me entusiasmaba la idea, no me movía. Creo que algo de miedo me paralizaba pues temía que tener que escribir me robara la espontaneidad. Pero el blog me da la libertad de escribir cuando me dé la gana. Un buen día, entre café, harina de maíz y chai tea conversamos y aquí estoy. Espero que mi amigo Cristóbal quien también se apellida Colón, como el descubridor, haya descubierto algo en mí para beneficio de quien me lea.

Soy trabajador social, divorciado/reincidente/divorciado, me apasionan las aventuras al aire libre, los deportes extremos, defiendo a capa y espada mi puertorriqueñidad, me gusta la política (aunque odie aceptarlo) pero detesto a los políticos, soy aficionado a la fotografía, quiero poderes sobrenaturales para electrocutar a la gente que arroja basura en la calle, me encanta comer, pienso que la gloria es comer dulce de lechosa con queso del país, soy adicto a mis hijos y al café, odio hablar por teléfono y las conversaciones por texto, me encanta observar TODO lo que pasa a mi alrededor, tengo 40 años y pronto seré abuelo (¡Dios, qué oración tan larga!). Creo que en lo antes mencionado hay mucho tema pa’ escribir. Si esta aventura del blog va a alguna parte no lo sé. Si ayuda, entretiene, invita a la reflexión, a la burla, la risa, sirve de laxante o lo que sea…eso es algo…No voy a ningún lado en particular ni compito con nadie con esto de escribir, pero estoy abierto a las invitaciones y provocaciones de la vida al respecto. Nydia Caro cantaba “Hoy canto solamente por cantar”. Yo podría decir que solo escribo por escribir. Bienvenido/a el/la que desee acompañarme…nos vemos, a la menor provocación…

Posted in Pa' desahogarme | 4 Comments

¿Por qué un blog llamado El Punto Medio?

Por: Héctor M. Colón López

En honor a la verdad, yo no le puse el nombre a este website. El creador fue mi amigo Cristóbal Colón, y él, con nombre de descubridor al fin, descubrió (valga la redundancia) que aplicaba perfectamente para lo que pretendo lograr con lo que escribo. Así que, como no creo en las casualidades, pienso que el nombre estaba ahí, esperándome. El Punto Medio me suena a balance, a mirar entre los extremos…y entre los extremos, un sinfín de posibilidades (adoro la palabra posibilidad). Yo quiero pensar que escribo en El Punto Medio de las cosas, que me alejo de las posturas tradicionales que no nos funcionan y que como todo loco, tratamos una y otra vez sin conseguir resultados diferentes.

A continuación algunas explicaciones de por qué digo que lo que escribo, es un Punto Medio:

  • El problema de mi país es precisamente que no encontramos un Punto Medio, no encontramos balance. Vamos de un extremo a otro sin pensar lo que hay en medio. Hay un escuchar detrás del escuchar que se nos pasa desapercibido y que urge desarrollar un sentido agudo para encontrarlo. En un país donde políticamente se es rojo o azul la solución está en un Punto Medio que aún no descubrimos como sociedad que existe y que nos tiene atrapados en el bipartidismo que se releva cada 4 años con los mismos políticos ineptos una y otra vez.

tumblr_mcz4w7kmiL1rok5k4

  • Como buen boricua “guillú” de mi puertorriqueñidad, para mí, Puertorro es el Punto Medio del planeta, y te lo voy a demostrar en las aventuras que reseñaré.

imagesT7J8TCTV

  • En un país como el nuestro que tiembla todos los días, cuando se siente uno fuerte, los boricuas nos dividimos. O es Dios avisando o el Diablo “jamaqueando”, aún sabiendo que hay una explicación, un Punto Medio, que se llama movimiento de placas tectónicas.
  • En Puerto Rico, cuando no es sequía, es huracán. Pero hay un Punto Medio que nos permite disfrutar de un clima agradable la mayoría del tiempo. Ese clima que nos permite caminar felices por Disney en verano mientras los gringos están agotados y ‘espatillao’s’ en las esquinas de los parques.
  • A la gente no le gusta leer. Dicen que entre el ajoro del día y lo que necesitan para descansar no hay tiempo. Pero hay un Punto Medio en el que puedes tener unos 5 minutos o más de lectura. Se llama el baño. Después de todo ¿qué más vas a hacer en el baño cuando haces número dos? En esa posición tus piernas son un escritorio perfecto para la lectura. No desperdicies esos 5 minutos de tu vida en solo oler…¡LEE desde el “trono”! Voy a tratar de que todo lo que escriba tenga más o menos esa duración para que no tengas excusa. Eso me obliga a escribir desde el trono una que otra vez. (perdón por el “mental picture”)

leyendo-en-el-bano

Y así sucesivamente la vida tiene Puntos Medios, balance, “happy mediums”, etc. Puede ser que mis Puntos Medios le parezcan extremos a alguien. Si invitan a la reflexión coronada con una sonrisa, logré mi cometido. Por lo pronto te invito a que compartas el blog y comentes…¡en confianza! Los comentarios y opiniones enriquecen. Compartir ideas es de las maneras más ricas de llegar a Puntos Medios. Seguimos…

Posted in Uncategorized | 1 Comment