Carta a los Huracanes del Caribe

Por: Héctor M. Colón López

Para finales de agosto de 2015, Puerto Rico vivía la peor sequía de su historia. Un huracán llamado Danny parecía la mejor alternativa para acabar con la misma. La realidad es que la mejor alternativa era que aprendiéremos a hacer buen uso del agua, pero el huracán era más rápido. Ya otros sistemas tropicales habían amenazado con azotarnos, pero una vez en el Caribe nos evadían como el Diablo a la Cruz. En medio de la algarabía se me ocurrió escribirle una carta a este travieso huracán que se convirtió viral en Facebook. De hecho, esta carta fue la que me impulsó a escribir en un blog porque hubo gente que la copió y la pegó en su muro sin darme crédito. Fue bien gracioso porque los contactos de la otra persona la felicitaban por su creatividad y ella respondía muy agradecida los elogios. Cosas de lo que yo llamo Boricuas Bestiales. A continuación la carta:

susan_soltero

Querido huracán Danny:

La gente dice que no llueve acá por el fenómeno del Niño pero mi teoría es que tú y tus primas las ondas tropicales están enojadas con nosotros porque Susan Soltero ya no da el informe del tiempo. Cuando ella lo daba siempre llovía. Pero no es culpa nuestra sino de unos pinches mexicanos de Univisión que la botaron. Por alguna extraña razón (llamada racionamiento) muchos te estábamos esperando. Por favor no huyas tú también.

Te haremos un gran recibimiento con potes de salchichas y espaguetis. Algunos arrasaremos en los supermercados con las galletas, baterías, velas, agua y por supuesto cervezas, para festejar desde nuestras casas tu llegada. No seas mala-leche y vayas a llegar como huracán. Ya estamos bastante jo…robados para eso. Te pedimos en cambio que llegues como tormenta super, duper, ultra, mega lluviosa con traslación lenta. Pon un rabo en Carraízo y otro en La Plata y dale pa’lante y pa’tras, pa’lante y pa’tras, pa’lante y pa’tras… Si tus vientos van a tumbar árboles, que caigan sobre la patrulla del policía que joroba en la #30 entre Humacao y Las Piedras (sin él adentro por supuesto). Si vas a inundar algo que sea el Capitolio y/o La Fortaleza. Ahí te lo puedes llevar todo sin miedo. Manda un rayo para interrumpir la señal de televisión cuando el gobe salga a hacer el show que hacen todos los gobernadores cuando viene una tormenta con un abrigo de FEMA y todos los alcahuetes de fondo, pero déjanos a Ada Monzón tranquilita. Yo sé que mi papá me hará poner paneles y convertir la casa en un bunker aunque digan que solo va a caer lluvia pero estoy feliz con tu posible llegada. Gracias anticipadas por el día libre con motivo de tu llegada.

Locos de recibirte,

Los Boricuas

Agua-articulos-llevaron-habitantes-Vallarta_MILIMA20151023_0087_3

Advertisements

About Héctor Colón

Si esta aventura de escribir va a alguna parte no lo sé. Si ayuda, entretiene, invita a la reflexión, a la burla, la risa, sirve de laxante o lo que sea…eso es algo…pero estoy abierto a las invitaciones y provocaciones de la vida al respecto. Nydia Caro cantaba “Solo canto por cantar”. Yo podría decir que solo escribo por escribir. Bienvenido/a el/la que desee acompañarme…
This entry was posted in En serio... pero no tanto and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Carta a los Huracanes del Caribe

  1. Yomarie says:

    Me encanta tu blog, felicidades.

    Like

  2. Pingback: Una sequía que destapó la locura que es, a veces, ser boricua | El punto medio

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s